jueves, 26 de julio de 2007

cuanto irrespeto

1:30 de la tarde, el sol quemando la densa brisa de una media tarde calurosa, esperando turno en el parqueo de un banco porque en el interior del mismo hay demasiadas personas y el integrarse a esa fila, seria pasar dos horas o más en ese trajín, afuera escuchando historias para olvidar el calor sofocante y la larga espera entre uno y otro que pasan a ser atendidos en la diminuta caseta colocada en el parqueo para atender clientes.

en medio de cuentos y risas de algunos de los presentes, se aparece él, un oficial de la Policía Nacional, no sé su rango, pero según comentarios de los que hacian fila allí, debia ser coronel o mayor, en fin, se acerca con un funcionario del banco en cuestión y sin mediar palabras ni hacer nada, el funcionario del banco decide entrar a dicho oficial a la caseta sin detenerse a pedir permiso a los que soportando la bravura del sol y el calor esperaban pacientemente su turno.

y es que acaso el hecho de ser oficial del ejército, policía o cualquier organismo de seguridad del estado le da derecho a pisotear a los demás, no deben ser estos los llamados a cumplir y hacer cumplir las normas establecidas en toda sociedad de un minimo respeto a los derechos y deberes de cada ciudadano.

que le otorga a este personaje el derecho de obviar la fila de un banco en este caso, su rango, que importa el maldito rango que posea, a él y a los demás que ostentan esos y otros rangos se le paga para proteger y cuidar el orden en esta sociedad, no para otorgales derechos de no hacer filas ni respetar las normas ni pisotear el derecho de cada individuo.

por acciones como estas es que esta sociedad no termina de avanzar, porque se creen dioses enquistados en sus tronos, pagados por los abusivos impuestos que cobra el gobierno y que no se ven reflejados en los pésimos servicios que ofrecen.

maldita vaina esta, hasta cuando será que seguiremos soportando estos abusos, ya estoy harto.

Related Posts by Categories



2 comentarios :

Instinto Femenino dijo...

Lo peor de todo es que cuando nosotros llegamos a esa misma posición hacemos lo mismo, aprovechamos las relaciones y llegan otros que nos critican, así es querido amigo que no te preocupes ahora porque podrías repetir la historia. Me encanta tu forma de escribir eres lo que yo llamaría un roca izquierda.

alejandro madera dijo...

Gracias por tus comentarios, y estoy de acuerdo contigo, todo el que se le da la oportunidad de llegar a un puesto hace lo mismo.